domingo, 5 de abril de 2009

Groundhopping: Wiener Sportklub - First Vienna FC 1894


Si alguien nos pregunta que equipos disputan el derby vienés nadie dudará y responderá que se trata de un partido entre el Rapid y el Austria. Sin embargo, unos pocos no responderán tan rápido y dudarán ya que la capital austriaca nos da la posibilidad de disfrutar de otro derby, el denominado “Das kleine Wiener Derby” (el pequeño derby vienés) que enfrenta al Sportklub y al Vienna. Mientras el derby entre Rapid y Austria enfrenta a los equipos austriacos con más títulos de liga, el kleine Derby enfrenta a dos clásicos del fútbol austriaco, el First Vienna FC 1894, primer equipo de fútbol del país y el Wiener Sportklub, equipo formado principios del siglo XX.

Vamos a comenzar hablando de los orígines de ambos equipos. El fútbol llegó a Austria a principios de la década de los 90 del siglo XIX procedente de Inglaterra. El primer partido lo disputaron en 1894 los dos clubes de fútbol más antiguos en Austria, uno de ellos es hoy nuestro protagonista, el First Vienna FC y el otro era el Vienna Cricket and Football-Club. Entre ambos equipos hubo una gran rivalidad que comenzó a perfilarse muy pronto; ya que ambos aspiraban a utilizar el “First” en sus nombres, sin embargo, y por unas horas el First Vienna FC fue el que tuvo el honor de ser el primer club de fútbol de Viena y de Austria, pudiendo introducir el término “First” en su nombre.

La historia del Wiener Sport-Club (con c) es algo más complicada y el club fue el resultado de diversas fusiones y cambios de nombre. Fue en 1907 cuando el Wiener Cyclisten Club absorvió al Wiener Sportvereinigung y cambió de nombre para llamarse Wiener Sport-Club. El Wiener Cyclisten Club se había fundado en 1883 y fue inicialmente un club ciclista, aumentando años más tarde con la inclusión de la esgrima y la gimnasia. Por otra parte en 1898 se había creado el club Vorwärts que años más tarde y, tras varias fusiones llegaría a llamarse Wiener Sportvereinigung.

En el año 2001 y, por problemas económicos, la sección de fútbol del Wiener Sport-Club decidió escindirse del resto del club y se fundó el Wiener Sportklub. El nuevo equipo (WSK) heredó la licencia, estadio, jugadores y aficionados del WSC. Las relaciones entre ambos clubes no han sido nada buenas desde que todo eso sucedió. Los logros y títulos del Wiener Sport-Club siguen perteneciendo al equipo y no han sido atribuidos al nuevo WSK. En la actualidad las relaciones entre ambas directivas se han regularizado e incluso ha habido intentos de una nueva fusión, sin embargo, estos no han tenido éxito. Entre los títulos del Sport-Club se encuentran tres ligas nacionales.

El partido del que hoy hablamos era el correspondiente a la vigésimo primera jornada de la Ostliga (grupo este de la tercera categoría en Austria) y el Sportklub llegaba como tercer clasificado, mientras el Vienna llegaba como cuarto aunque con dos partidos menos que sus rivales ciudadanos. Ambos equipos están metidos de lleno en la lucha por el título y por el ascenso aunque la directiva del Sportklub ya ha anunciado que renunciarán a un hipotético ascenso al no verse capaces de afrontarlo financieramente.

El partido se disputó en el Wiener Sportclub-Platz, estadio donde disputa sus partidos como local el Sportklub. El estadio fue inaugurado en 1904 y es el estadio más antiguo de Austria en el que aún se juega al fútbol. Se encuentra situado en el décimo séptimo distrito de Viena (Hernals), más en concreto en el barrio de Dornbach. La tribuna norte del estadio es la denominada Friedhofstribune (tribuna del cementerio) pues se encuentra situada muy cerca del cementerio de Dornbach; allí se sitúan los aficionados que más animan al equipo blanquinegro. El estadio tiene una capacidad de casi 9.000 espectadores y en él se puede vivir un ambiente muy británico.

Los derbis entre el Sportklub y el Vienna son muy especiales; existe una gran rivalidad entre ambos equipos pero se trata de una rivalidad muy sana y ambas aficiones son muy pacíficas y se respetan mutuamente. Los momentos previos a los derbis entre ambos equipos trasncurren en un ambiente distendido y los aficionados de uno y otro equipo llegan mezclados al estadio sin que pase nada.

El pasado viernes 3 de abril salí de casa y me monté en el tranvía 10 que tiene su última estación a escasos metros del estadio del Sportklub. Una vez allí pude darme cuenta de porque estos partidos tienen tanta fama; los aficionados llegaban mezclados a los aledaños del estadio para luego reunirse por separado antes de entrar. Los aficionados locales se reúnen en frente de la Friedhofstribune y los del Vienna se juntan en el fondo situado en la parte sur. En el fondo de la zona sur me encontré con mi compañero de trabajo Kurt, un incondicional (y socio) del Rapid que no quería perderse el clásico vienés a pesar de no estar presente su equipo. Kurt estaba con algunos amigos aficionados del Vienna. Un cuarto de hora antes del partido entramos en la grada reservada a los aficionados del Vienna y nos pusimos en el centro de la misma justo detrás de la portería.

Un tiempo simplemente impresionante hizo que 5.850 aficionados se juntasen para ver el partido. El sol brillaba en Viena y el termómetro rondaba los 20 grados. ¿Qué más se puede pedir?

Desde el comienzo del partido se podía ver que el Sporklub tomaría una actitud defensiva en el choque. El Vienna gozó de alguna ocasión al principio pero no llegó a poner en peligro real al marco de Harrauer. Pese al dominio del Vienna las ocasiones no llegaron hasta los últimos minutos del primer tiempo en que los visitantes llegaron a tener dos claras ocasiones de gol. Sin embargo, los locales estuvieron a punto de adelantarse en una gran combinación en la que el balón se fue por muy poco a la izquierda de Brandner. En las filas del Sportklub juega el español Marco Pérez Sancho, que militaba la temporada pasada en el Vienna. El camino contrario recorrió el brasileño Alexandre Dorta, ahora en las filas del Vienna.

15 minutos antes del descanso decido que es un buen momento para ir al bar y así evitar las colas propias del descanso (soy espabilado de co**nes) pero parece que hay otros listos en el estadio y se hace misión imposible llegar al bar así que desisto. La primera parte finaliza con empate sin goles; el Vienna dominó pero no pudo adelantarse en el marcador.

En la segunda parte el dominio del Vienna es aún mayor y el Sporklub sobrepasa el mediocampo en contadas ocasiones. A pesar del dominio rival, el Vienna no llega con claridad a la meta de Harrauer. Cuando parecía que el Vienna podía adelantarse en el marcador el brasileño Dorta es expulsado por revolverse al recibir una entrada. Debido a la superioridad numérica el Sportklub tiene dos ocasiones clarísimas en los últimos minutos, en una de ellas una gran intervención de Brandner evita el gol.

Al final, empate sin goles y un punto para cada equipo. Por suerte los rivales de los equipos vieneses en la parte alta de la tabla no lo han hecho mejor, el líder SV Horn desperdició una ventaja de 3-1 contra el penúltimo y se dejó empatar en el último minuto. Por otra parte el segundo clasificado Parndorf perdió su partido contra el décimo cuarto.

Después de esta jornada las espadas siguen en todo lo alto y los cinco primeros clasificados siguen teniendo opciones reales de quedar campeones. Las cosas se pueden poner más claras para el Vienna una vez hayan jugado los dos partidos atrasados.

El partido ha tenido de todo menos goles, gran juego del Vienna en algunas fases del partido, bonitos detalles entre ambas aficiones, la afición del Sportklub despidiendo con aplausos a los jugadores del Vienna y dos aficiones animando constantemente a sus equipos.

En cuanto a los cánticos de las aficiones, me gustaría destacar que ambas utilizan muchos cánticos en inglés, no hay que olvidar, por ejemplo, que el Vienna fue fundado por ingleses. En el sector del Vienna se cantaron canciones como “Yellow Submarine” por el color de las camisetas o una versión adaptada del “You are my sunshine”. Al estar en el sector del Vienna no pude escuchar muchos de los cánticos de los blanquinegros pero recuerdo que cada vez que cantaban “Sportklub, Sportklub,….” Los del Vienna respondían con un elocuente “Arschklub, arschklub,…” que creo que por afinidad con el inglés no resulta difícil de entender. Por curiosidad, recuerdo que, en alguna ocasión que había visto al Sportklub desde la otra grada los aficionados locales solían agitar sus llaves cada vez que había un saque de esquina.

Y creo que no me queda mucho por decir sobre el “kleines Wiener Derby”. Solo deseo comentar que se trata de una experiencia muy recomendable y que creo que si alguien se encuentra en Viena cuando se juegue este partido debería pasarse por allí. Creo que por las características del estadio el derbi es más atractivo en casa del Sportklub. El estadio del Vienna es también muy especial pero mucho más abierto que el del Sportklub por lo que los aficionados no se hacen notar tanto, pero ya trataremos al estadio del Vienna en otro capítulo de “Groundhopping”.

3 comentarios:

Martín dijo...

Genial Estoja, un partido imprescindible al que tenias que asistir si o si.

Aunque me gusta mas el Wiener, viendo que decidio renunciar al ascenso (que triste), me hubiera decantado por la victoria del First. Ojala ascienda este ultimo al menos (y de paso el Admira, que por cierto, que odioso es ese otro equipo que va delante, no hay manera de pillarle...)

Por cierto, segundo partido seguido con 0 a 0...¿seguro que no eres el espiritu de Clemente o algo asi?

Y ya sabes, a ver si te acercas por el Neue Burg a ver cierto yelmo...:-P

Estoja dijo...

Aunque sea del Vienna también me gusta el Sportklub. El Vienna tiene dos partidos menos así que a ver si le salen bien y se acerca al SV Horn.

En cuanto a lo del Admira, la verdad es que llevan un ritmo impresionante ambos equipos (Admira y FC Magna). Llevan muchísimas jornadas separados solo por 3 puntos. A ver si pinchan, a mi no me caen muy bien. El que pone el dinero en el FC Magna es el que ponía el dinero hace unos años en el Austria Viena (Stronach con su empresa Magna). A ver si puedo acercarme por el campo del Admira antes de que acabe la temporada. Mi objetivo es irles a ver una vez e ir al campo del Vienna.
A ver si hoy puedo leer el artículo de Albania y me entero bien de lo del yelmo ;-p
Y cierto, me estoy acostumbrando al cerocerismo ;-p

¿µðn SC µØ dijo...

hola

estupendo tu blog..

la cancion de abajo esta en algo..

te importaria compartir nustros link en nsutros blog?

mi link es (sentimientoextremo.blogspot.com)

esperare tu respuesta..

buen dia
saludos