jueves, 12 de febrero de 2009

El club de los 40: Teddy Sheringham


Con el artículo de hoy inauguro una nueva sección que tendrá como nombre “El club de los 40”. El club no parece que vaya a tener muchos socios, y es que uno de los requisitos dificulta sobremanera el acceso al mismo. El inglés Teddy Sheringham se convierte en el primer miembro de un exclusivo club que acepta en sus filas a los jugadores de fútbol que hayan superado la mítica barrera de los 40 años en activo.

Teddy Sheringham puso fin a su carrera al final de la temporada 2007/08 en las filas del Colchester United equipo encuadrado durante esa temporada en la segunda categoría del fútbol inglés (The Championship). La temporada de su despedida no fue especialmente buena, Sheringham no pudo jugar con regularidad por culpa de las lesiones y su equipo perdió la categoría descendiendo a la League One.

Edward Paul Sheringham nació en Londres el 2 de abril de 1966 y se formó en las categorías inferiores del Leytonstone & Ilford, equipo que ya no existe bajo esa denominación. En 1982, con 16 años fichó por el Millwall FC londinense. Tras jugar pocos partidos en su primera temporada en el club Sheringham fue cedido al Aldershot FC de la cuarta división; tras no contar con muchas oportunidades Sheringham abandonó el Aldershot y se marchó cedido al Djurgårdens IF Fotboll, en la que sería su única experiencia en el extranjero. En el equipo sueco contó mucho y comenzó a mostrar su olfato goleador al anotar 13 goles en 21 partidos.

Su gran temporada en Suecia le valió para retornar al Millwall donde disputaría las tres siguientes temporadas en la segunda categoría inglesa. En la temporada 87/88 su equipo se proclamó campeón de la Segunda División (aún denominada Second Division) en una temporada en la que nuestro protagonista anotó 22 goles y formó pareja atacante con Tony Cascarino (candidato indiscutible a figurar en “Nombres míticos y molones”). La primera temporada del Millwall en la First Division fue todo un éxito e incluso se permitió el lujo de ocupar la primera posición tras 6 jornadas disputadas. Sin embargo, al final la lógica se impuso y acabó en la décima posición al final de la temporada con 11 goles de Sheringham. La siguiente temporada no tuvo nada que ver con la anterior y el equipo descendió tras acabar último (9 goles de Sheringham). Sheringham permaneció una temporada más en el equipo y consiguió la mejor marca anotadora de su carrera al conseguir 33 goles.

Esa sería la última temporada de Sheringham en el equipo londinense ya que en julio de 1991 ficharía por el Nottingham Forest, equipo en el que permanecería una temporada y comenzaría la siguiente antes de volver a Londres para fichar por el Tottenham Hotspur.

En su primera temporada con los Spurs Sheringham consiguió su mejor marca goleadora en la máxima categoría del fútbol inglés (ya denominada Premier League) y consiguió 21 goles. En el Tottenham permaneció hasta la temporada 96/97 y consiguió 98 goles en competiciones oficiales, 75 de ellos en liga. En la temporada 94/95 formó una fantástica pareja atacante con Jürgen Klinsmann, que reconoció públicamente su admiración por su pareja en el ataque de los Spurs.

Al final de la temporada 96/97 Eric Cantona se retiraba y a Sheringham le llegaba la oportunidad de entrar a formar parte de la plantilla de uno de los grandes del fútbol mundial, en principio para cubrir la baja dejada por el ídolo francés.

Su primera temporada en el equipo mancuniano no resultó todo lo buena que se esperaba pero jugó con asiduidad y consiguió anotar 14 goles en todas las competiciones. La llegada de Dwight Yorke en la temporada 98/99 limitó mucho las actuaciones de Sheringham ya que competía por un puesto con Andrew Cole (aún Andy en aquellos años), Ole Gunnar Solskjaer (nombre molón donde los haya) y con el recién llegado Yorke. Pese a no contar con muchos minutos ese año, la temporada trajo buenas noticias para Sheringham: conseguía su primer gran título al ganar la liga; una semana más tarde conseguía un gol en la final de la FA Cup además del título y cuatro días más tarde llegaba el que seguramente es el día más importante en la carrera deportiva del bueno de Teddy.

El 26 de mayo Barcelona acogía la final de la Liga de Campeones entre el Bayern Munich y el Manchester United. Un gol de libre directo de Mario Basler al poco de comenzar la contienda daba ventaja al equipo bávaro. Ya en la segunda parte, Carsten Jancker estuvo a punto de aumentar la ventaja para su equipo pero estrelló el balón en el larguero.

Sheringham, al igual que Ole Gunnar Solskjaer, observaba el partido desde el banquillo. En el minueto 67 el sueco Jesper Blomqvist abandonaba el campo para dar entrada a Sheringham. 14 minutos más tarde Andy Cole hacía lo propio para dar entrada a Solskjaer. Lo que pasó después de estas acertadísimas sustituciones ya es historia. Ya en la prolongación, y en un saque de esquina botado por Beckham, tras varios rebotes dentro del área (con el bueno de Schmeichel por el medio) el balón llega al pie derecho de Giggs (si, el derecho) que remata a puerta algo desviado, encargándose después Sheringham de que el balón acabe en gol.

Un minuto más tarde, otro corner lanzado por Beckham fue cabeceado por Sheringham para que Solskjaer tocase el balón y lo alojase en el fondo de la red.

En su siguiente temporada en Old Trafford tampoco juega mucho. Sin embargo en su última temporada con los Red Devils Sheringham desplaza a Yorke del equipo titular y es el máximo goleador del equipo. Además, y para completar su genial temporada es elegido mejor jugador de la liga por la Football Writers Association y por la Professional Footballers Association.

Sheringham abandonaba pues el Manchester United con tres títulos de liga, una Liga de Campeones y una FA Cup. Rechazó la oferta de renovación del Manchester United y volvió al Tottenham Hotspurs.

En el Tottenham permaneció dos temporadas en las que mantuvo sus registros goleadores. En la temporada 2003/04 fichó por el Portsmouth, equipo en el que permanecería una temporada antes de volver a Londres para bajar una categoría y jugar en el West Ham United. En el West Ham, y a sus 38 años consiguió la cifra de 20 goles en 33 partidos ayudando a conseguir el ascenso. Sheringham siguió dos años más en el West Ham, ambos en la Premier League anotando 8 goles entre ambas campañas. Su última temporada en activo fue otra vez en la segunda categoría, esta vez en el Colchester United.

El 19 de agosto de 2006 Teddy Sheringham se convirtió en el jugador de más edad de la categoría a la edad de 40 años y 139 días, récord que volvería a romper el 30 de diciembre de 2006. El 26 de diciembre de 2006, con 40 años y 266 días batió su propio récord de goleador de mayor edad de la Premier League. Sin duda alguna, un jugador longevo donde los haya.

En la selección inglesa disputó 51 partidos consiguiendo 11 goles. Disputó los Mundiales de 1998 y de 2002 y la Eurocopa de 1996.

6 comentarios:

Capitán (tan) Argento dijo...

Estoja, los clavas: Míticos del Balompié, sin lugar a dudas. El Manchester bien puede recordarlo como el tipo que entre otras tantas cosas les dio una Champions...

Estoja dijo...

A mí siempre me gustó muchísimo Sheringham. Y el tío estuvo 25 años de profesional, impresionante.
Justo el año en que las cosas le iban peor en el United al final de temporada mete dos goles en dos finales. Y en la de la Copa de Europa: gol y pase de gol.
Por cierto, su hijo también es futbolista aunque de momento juega en la sexta categoría de Inglaterra.

Martín dijo...

Realmente grande, si señor.

Igual que la camiseta del Milwall que has puesto, que cosas mas horrible...

Martín dijo...

Por cierto, ya sabes quien quiero que aparezca en esta seccion cuando se retire dentro de poquito eh...;-)

Estoja dijo...

Por supuestísimo: El Gran Maltés tendrá su sitio en esta sección.

Estoja dijo...

Martín, tienes razón, el diseño de la camiseta del Millwall en la foto de Cascarino y Sheringham no es muy afortunado, no.